LEWIN Y VOTA: LA EDUCACIÓN TRANSFORMADA

Editado por Santillana, este libro bucea en torno a los temas clave para pensar la escuela del siglo XXI, introduciendo estrategias didácticas y técnicas de intervención en las aulas.

Por Aldo Bianchi

Ayer por la tarde, Laura Lewin y Alfredo Vota se hicieron presentes en la Feria Internacional del Libro para firmar ejemplares de su último trabajo titulado "La educación transformada. Claves para pensar la escuela del siglo XXI paso a paso".

A lo largo de sus 192 páginas, el libro propone estrategias didácticas y técnicas de intervención, ofreciendo información relevante que con el objetivo de intentar acortar la brecha entre teoría y práctica.

“La Escuela Trasformada busca ser una bitácora para el docente para pensar su propia práctica, reflexionando acerca de lo que está haciendo y lo que nosotros proponemos como modelo de enseñanza” declara Alfredo Vota, quien explica el modelo propuesto en la obra. “Está basado en las habilidades y que recorre ocho espacios: el clima institucional; la escuela como espacio de aprendizaje; el docente; el alumno; la matriz curricular; la matriz didáctica; planificación y evaluación; y la escuela y la comunidad. La idea es que en ese recorrido vaya pensando su propia práctica y reflexionando sobre nuevos modos de hacer escuela para poder transformar la educación”.

Consultada acerca de la importancia que tiene el rol directivo en una escuela que pretenda seguir el modelo delineado desde las páginas del libro, Laura Lewin asegura que la propuesta del libro asume que “el directivo sea capaz de ver lo invisible”. Esto quiere decir que, independientemente de cómo estén las cosas en su institución, piense en qué quiere convertir a su institución. En este sentido, sostuvo que las directivas y directores no pueden trabajar solos, y que es indispensable que armen grupos de trabajo.

“¿Cómo es posible que el director le pida a sus docentes que le enseñen a pensar a sus alumnos si no deja pensar a los docentes?”, interpela Lewin. “Necesitamos construir una escuela donde todos trabajen juntos, con directivos ayudando a planificar, ayudando a los docentes que trabajan muy bien a trabajar mejor aún”, concluyó.