CON "COMPARTIR", SANTILLANA, AMPLÍA SU LÍNEA DE TECNOLOGÍA EDUCATIVA

Consolidándose como Ed-tech, renueva su oferta de plataformas y lanzando al mercado una propuesta de enseñanza basada en el aprendizaje por proyectos.

Por Redacción

Además de sus reconocidos contenidos editoriales, desde hace ocho años la editorial Santillana llega a las aulas con Compartir, una solución integral orientada a transformar los procesos de enseñanza y aprendizaje. En la 8° edición de su Congreso de Innovación Educativa, anunció las novedades en las que viene trabajando este año.

Compartir ofrece diferentes componentes de acuerdo con las necesidades y objetivos de cada colegio. Hoy es utilizada por casi 300 escuelas de todo el país. Además de contar con recursos digitales y metodologías innovadoras para la enseñanza de los contenidos curriculares, para el aprendizaje de idiomas o para la promoción de la lectura, este año lanza un renovado Maker Lab para aquellas instituciones que buscan dar un paso más en sus contenidos tecnológicos. Se trata de un espacio físico dentro de la escuela, dotado de alta tecnología para impulsar la Cultura Maker: electrónica, robótica, diseño 3D, medios audiovisuales y programación. Allí los alumnos pueden explorar, diseñar y fabricar diferentes productos y prototipos; es decir, desarrollar estas nuevas habilidades requeridas hoy en muchas profesiones desplegando su creatividad y curiosidad a través del trabajo colaborativo. 

“Abordar la cultura Maker en las escuelas a través de la propuesta Maker Lab Compartir, responde al cambio de paradigma que representa la sociedad digital, escenario que emerge como un desafío, pero también como una gran oportunidad para repensar, desde una perspectiva maker, la cultura escolar y las prácticas de enseñanza y de aprendizaje. Como creadores de tecnología educativa, buscamos que los alumnos sean protagonistas del proceso de aprendizaje; no solo para que tengan un rol más activo y autónomo sino también ofreciéndoles una experiencia totalmente personalizada, con contenidos adaptados a las aptitudes y los tiempos de cada uno. Por eso, desde Compartir llegamos a la escuela con una propuesta integral de contenidos digitales, plataformas, tecnología, capacitación y asesoramiento pedagógico permanente”, señaló Sabrina Pardo, Directora de Compartir.

Otras de las novedades lanzadas recientemente por Compartir son:

  • Propuesta offline. Se facilita el acceso a contenidos digitales con independencia de la conectividad, dado que todavía presenta un desafío para muchas escuelas.
  • Diseño de interfaz adaptado a cada nivel escolar. Por ejemplo, una interfaz más amigable, lúdica y visualmente orientada para el nivel inicial, que mejora la usabilidad de la plataforma.
  • Accesibilidad para alumnos con dificultades visuales y motrices, a través de pantalla adaptada, mapa de navegación, monocomando, selección de colores y contraste.
  • Generador de actividades interactivas, como tours virtuales, podcasts y juegos de memoria, verdadero o falso, adivinanzas.
  • Nueva versión de la App de comunicación con la familia, con un sistema de mensajería que agiliza el intercambio entre familia, alumno y escuela.
  • Medición y evaluación de la propuesta digital. A través de diferentes indicadores, cada escuela puede medir el nivel de aceptación de la propuesta digital en su comunidad. Además, los contenidos digitales inteligentes recopilan información acerca de cómo aprende cada alumno, para luego personalizar su experiencia escolar.

“Para diseñar Compartir estamos atentos a las últimas tendencias en educación, pero también nos basamos en la experiencia concreta que venimos teniendo con las escuelas. Nuestra trayectoria nos permite conocer cuáles son sus dificultades y necesidades a la hora de implementar tecnologías. Creemos que es clave acompañar a directivos y docentes en este proceso de trabajo, para que sean facilitadores del aprendizaje de sus alumnos en esta era digital. Fomentamos educadores aprendices, que mejoren continuamente sus prácticas, que colaboren entre colegas para compartir recursos e ideas, y puedan impulsar en las aulas nuevos modos de pensar”, concluyó Pardo.