TIEMPO DE PLANIFICAR LA ENSEÑANZA DEL TIEMPO

El eje Medida como desafío: oportunidades didácticas para medir y estimar el tiempo en las diversas situaciones del Jardín de Infantes.

Por Carlos Miguel Pacheco
Hay libros que han fascinado a generaciones por su deliciosa sencillez y su magnífica profundidad. Uno de ellos es "Alicia en el país de las maravillas". 
Recordemos uno de los diálogos:

-Alicia: ¿Cuánto tiempo es para siempre? 
-Conejo blanco: A veces sólo un segundo...  
-Alicia: ¿Y cuánto tiempo es un segundo? 
-Conejo Blanco: Cuando amas, una eternidad

Este diálogo nos sirve como disparador para pensar que el tiempo es de todas las magnitudes, la más difícil de ser medida con exactitud. 

Recordemos que una magnitud es todo aquello que se puede medir y que se puede representar por un número. El amor, la belleza, la bondad no son susceptibles de ser medidos y por lo tanto no son magnitudes.

Sabemos que para los docentes del nivel, el abordaje de contenidos referidos al eje Medida constituye un desafío. 

Tradicionalmente, la medida no se incluyó en forma intencional como un contenido a ser abordado en Educación Inicial.

Es importante que en estos momentos, a punto de comenzar el año escolar, nos tomemos el tiempo para pensar y planificar la enseñanza de La Medida y, más precisamente, la magnitud tiempo.

Retomando esta idea sobre la dificultad de medir con exactitud el tiempo le propongo la siguiente consigna: tenga a mano un cronómetro en cero. Póngalo a correr e inmediatamente cierre los ojos. Ábralos cuando crea que haya pasado un minuto… ¿cuán lejos o cerca del minuto estuvo?

Coincidirá conmigo que el tiempo, tiene tanto un carácter objetivo como subjetivo, pues si bien todos sabemos que un minuto equivale a 60 segundos no todos lo percibimos de igual forma. ¿En cuántas situaciones de su vida una hora le pareció un segundo y en otras, un segundo pareció una eternidad? Hablamos entonces del carácter subjetivo del tiempo.

Si nos referimos a los primeros instrumentos de medición del tiempo recién en el siglo XVI se fabricaron los primeros relojes que dividieron las horas en minutos y segundos. Para ello se rescató un trabajo que el astrónomo Ptolomeo había realizado en la ciudad de Alejandría muchos siglos atrás. El famoso grecorromano, diseñó dos niveles de 60 subdivisiones cada uno. Así las 60 divisiones del primer nivel las llamó “partes minutiae primae” (partes pequeñas primeras) y a las 60 del segundo nivel “partes minutiae secundae” (partes pequeñas segundas). Con el paso del tiempo estos términos evolucionaron hacia lo que conocemos actualmente como minutos y segundos. La elección del número 60 parece estar basada en las dificultades que tenían los romanos para hacer divisiones con decimales. 

En definitiva, medir el tiempo fue un problema para la humanidad (y aún lo sigue siendo). Este artículo tiene como propósito el hecho de problematizar la enseñanza de la medida, en particular la del tiempo, de manera que los niños puedan acercarse a las prácticas sociales de la medida y vincular esos conocimientos incipientes con un quehacer matemático.

Secuencia “Tiempo al tiempo”

Sección: Segunda o Tercera
Ámbito de experiencia: Comunicación

Capacidades: 
-Resolución de problemas
-Trabajo con otros

Indicadores de avance:
-Aprecia a través de la acción, el goce por resolver lo planteado.
-Ajusta sus propias anticipaciones de acuerdo con el proceso de realización de una tarea grupal
-Participa de las actividades respondiendo a las consignas con gradual autonomía.

Eje: Medida

Contenidos:
-Inicio en la medición social del tiempo en las diversas situaciones del Jardín de Infantes.

Propósitos:
-Propiciar variadas oportunidades didácticas para que los niños otorguen sentido al hecho de medir y estimar el tiempo en diversas situaciones.

Objetivos: 
Que los niños logren a través de las actividades:
-Utilizar instrumentos adecuados para establecer el paso del tiempo.

Actividad 1: ¡ESTE RELOJ SE HA VUELTO LOCO! 

Se mostrará el fragmento de “Alicia en el país de las maravillas” con el propósito de indagar los conocimientos previos de los niños acerca de los relojes. 
Los niños mirarán los dos minutos que dura el fragmento de la película. La docente realizará preguntas sobre la escena vista: “¿Qué es lo que se volvió loco según el conejo?, ¿Saben para qué sirven los relojes?, ¿Dónde vieron relojes?, ¿En casa hay relojes?”
Luego mostrará al grupo diferentes tipos de relojes: reloj pulsera, reloj de pared, reloj de bolsillo, imágenes de reloj de péndulo, reloj digital, entre otros. Mientras muestra los relojes preguntará “¿qué podemos medir con los relojes?”. Irá registrando las hipótesis de los chicos en un afiche.

Recursos: 
-Distintos tipos de relojes.
-Imágenes de distintos tipos de relojes. 
-Afiche y fibrones.

Organización: grupo total.

Actividad 2: EL RELOJ DE ARENA

La docente mostrará a los niños un reloj de arena. Les explicará su uso y les dirá que es otro tipo de instrumento para medir el tiempo. Retomará las ideas que formularon los niños respecto a los relojes: “¿Se acuerdan lo que anotamos sobre el uso de los relojes?, ¿Para qué nos sirven? Miren lo que anotamos”.
Luego les propondrá el juego “Un minuto” que consistirá en explorar qué actividades pueden realizarse durante un breve lapso (por ejemplo un minuto). La docente controlará el tiempo usando un reloj de arena. 
Les dará a los niños indicaciones sobre qué actividad deberán realizar: “Nos ponemos el guardapolvo, lo abrochamos”. Otra consigna puede ser “nos ponemos el guardapolvo y nos sentamos en ronda”. Los chicos deberán comprobar si les alcanzó, sobró o faltó tiempo para realizar las actividades dadas. 

Recursos: 
-Un reloj de arena.
Organización: grupo total.

Actividad 3:EL TESORO ESCONDIDO

Se dividirá a la clase en dos grupos. La docente les dirá a los niños que hay dos tesoros escondidos en la sala y que cada grupo deberá encontrar el suyo. La consigna será “¿cuánto tardamos en encontrar el tesoro?”. 
Para esto proveerá a cada grupo de un reloj de arena. Cuando los grupos encuentren sus tesoros, se compararán los relojes. 
La docente reflexionará sobre esto con el grupo total.

Recursos: 
Dos tesoros escondidos en la sala.
Dos relojes de arena.

Organización: Dos grupos
Es importante que la docente haga hincapié en que la finalidad de la actividad es saber “cuánto”  tardan en encontrar el tesoro y no “quién” lo encuentra primero, pues si no se aclara esto, no tendría sentido el uso de los relojes de arena.

Actividades adicionales

De tener un reloj en alguna de las paredes de la sala, se puede planificar el uso de este reloj en actividades cotidianas. Obviamente no esperamos que los niños lean convencionalmente el reloj. Es más, hoy en día la mayoría de los adolescentes no sabe leer relojes de agujas porque no es una necesidad como en otras épocas; hoy, en cualquier momento, tienen disponibles relojes digitales como, por ejemplo, en los celulares.

Volviendo a situaciones cotidianas en las que podemos incorporar el uso de relojes de agujas, alguna podría ser “Avísenme porque dentro de diez minutos, es decir, cuando esta aguja esté en el número cuatro, vamos a salir al patio”.

Bibliografía

AA.VV. (2019): Diseño Curricular para el Nivel Inicial. Resolución Nº5024/18. Dirección General de Cultura y Educación, Provincia de Buenos Aires.
CERQUETTI-ABERKANE, F.; BERDONNEAU, C. (1997): “Magnitud y medida “y “Ubicación en el tiempo”. Capítulos de Enseñar Matemática en el Nivel Inicial. Editorial Edicial, Buenos Aires.
CHAMORRO PLAZA, M. (1996): “El currículum de medida en Educación Primaria y ESO y las capacidades de los escolares”, en Uno, Revista de Didáctica de las Matemáticas. Año 3, Número 10, Barcelona.
HERRARA, L. (2016): La compleja tarea de medir el tiempo. Disponible en https://www.gmv.com/blog_gmv/language/es/la-compleja-tarea-de-medir-el-tiempo/ (recuperado 10/8/2019).
QUARANTA, M.; RESSIA DE MORENO, B. (2009): La enseñanza de la Geometría en el jardín de infantes. Dirección General de Cultura y Educación, Provincia de Buenos Aires.
____________________________________________________________________________________________________________________________________________
Carlos Miguel Pacheco es es Profesor Especialista en la Enseñanza de la Matemática. Se desempeña actualmente como profesor en escuelas secundarias y en varios ISFD de la provincia de Buenos Aires.