PLÁSTICA: LOS MONSTRUOS SOCIALES EN EL AULA

Los personajes inventados por Berni permitirán a las niñas y niños del Jardín descubrir sentimientos, sensaciones y problemáticas sociales.

Por Florencia Barletta

De un enorme compromiso social, Antonio Berni artista plástico argentino, busco reflejar a través de sus creaciones más singulares, “Los monstruos”, problemas sociales muchas veces ocultos detrás de nuestras miradas, reflejados en nuestras calles, visibles en las pesadillas.

 

Sus personajes tan conocidos, Ramona Montiel, prostituta y Juanito Laguna, un niño que vive en la pobreza al margen de la sociedad, son el comienzo de estos personajes imaginarios. Ellos muchas veces los ven o los experimentan. Ramona Montiel, los sueña y Juanito Laguna los vive.

El hambre, los desechos sociales, la marginalidad, el olvido, son algunos de los temas reflejados en ellos.

 

Pero Antonio Berni no fue el único en mostrar su sensibilidad ante un mundo desordenado y cambiante.

 

En el siglo XVIII Francisco de Goya, artista español, en plena ebullición social Europea, reflejó en sus famosos grabados parte de su “romanticismo realista” reflejado en maravillosos dibujos y grabados cargados de individualismo frente a su crisis físicas y psíquicas.

 

Los famosos Caprichos, Desastres de la guerra, Tauromaquía y Disparates, mostrarían los procesos internos de un hombre frente a su época.

 

Soltar la imaginación y reflejar los monstruos internos y externos. Goya sería un maestro del dibujo frente a esa realidad.

 

Nuestra sociedad nos ofrece día a día diversos temas que reflejan lo bueno y lo malo del hombre como parte de ella, y además el hombre encuentra en su interior diferentes maneras de superar frustraciones, deseos, confrontaciones. Descubrir y poner nombre a estos estados de ánimo ayuda al hombre a enfrentar y desear cambiar algunas de estas realidades.

 

Objetivos:

 

• Conocer y acercar nuevas formas expresivas a los alumnos

• Tomar conciencia del mundo interno y externo de un niño.

• Generar conciencia ambiental trabajando con materiales de descarte.

• Incentivar la imaginación.

• Trabajar la bidimensión y la tridimensión conociendo sus diferencias.

 

Propuesta de trabajo: CREACIÓN DE PERSONAJES INTERNOS Y EXTERNOS

(Para 5º o 6º grado)

 

 

Materiales:

 

• Elementos que se desechan como: botellas plásticas, papeles, tapitas plásticas, papeles de caramelos, rollos de papel higiénico, botones, hilos de diversas texturas, lanas, tapitas de metal, clavos, chinches, latitas, juguetes en desuso, etc.

• Pinzas aptas para la edad, como martillo o una pinza pequeña.

Plásticola.

• Un cartón de 40cm por 50 cm aproximadamente.

• Hojas cansson n°5 o 6.

• Lápiz negro.

• Microfibras negras de diversos grosores.

• Fotografías de hechos sociales contemporáneos e históricos.

• Reproducciones de las obras de arte trabajadas.

• Proyector y pantalla.

 

Pasos a seguir:

 

Comenzaremos por el docente: deberá pensar previamente que desea trabajar con sus alumnos, si solo los monstruos sociales o los monstruos internos también.

Deberá buscar las obras de ambos artistas y sus biografías e historia para poder contextualizar las obras que mostrara.

Además puede trabajar junto a al maestro de prácticas del lenguaje creando historias y trabajando paralelamente estructuras de la lengua.

El objetivo general del trabajo será crear una historia en donde el protagonista sea un monstruo social o individual, reflejando en él y en la historia las características del contexto en el que se desarrolla, las características individuales de ese monstruo, y lo que desea el niño contar sobre él y su mundo.

 

Paso N°1

Conocer a los artistas: el docente podrá contar a sus alumnos sobre estos dos grandes artistas de diferentes épocas. Será muy importante mostrar sus obras y describir los personajes y sus características. De esta manera, el niño podrá comenzar a acercarse a la idea de crear un personaje imaginario.

Luego el docente deberá hacer reflexionar a los niños sobre la realidad social e individual, charlar sobre los diferentes monstruos que podemos nombrar internos y externos. Por ejemplo: uno externo será el hambre, la pobreza, la indiferencia, el odio. Y los internos el miedo, el egoísmo, la furia, la soledad, etc.

Será importante escuchar atentamente a los alumnos sobre las características de esos monstruos, si es necesario será bueno escribirlos en el pizarrón y describirlos con las características que los alumnos nombran.

 

Paso N°2

Dibujando los monstruos: el docente luego deberá pedir a los alumnos que dibujen con distintas características esos monstruos. Pueden observar también seres mitológicos y conocer sus características, para tomar de ellos algunas formas o conceptos que los distinguen.

Será importante que cada alumno pueda realizar su propio personaje. Entonces, el docente les propondrá dibujarlo con la mayor cantidad de características que puedan en la hoja canson n°6.

 

Paso N° 3

Una vez caracterizado el monstruo que se desea trabajar, los alumnos deberán buscar distintos elementos de desecho ya traídos al colegio.

En primer lugar, deberán observarlos, manipularlos y conocer sus formas. Luego, el docente deberá pedirles que con ellos intenten crear un objeto escultórico representando a ese monstruo elegido.

Será importante enseñarles que pueden doblar cables, hacer agujeros, pegar objetos entre sí. En este momento, el docente puede volver a enseñar las obras de Antonio Berni para inspirar a los niños a trabajar en formas tridimensionales observando las bidimensionales.

 

Paso N°4

Una vez terminados los monstruos el docente les pedirá a los alumnos que piensen que colores y que palabras pueden incluir. Con los primeros los alumnos deberán pintar a sus monstruos, para seguir caracterizándolos.

Las palabras podrán ser escritas en distintas hojas canson o en fragmentos de hojas.

Luego cada monstruo deberá colgarse con una tanza y el niño deberá buscar un fondo que represente o acompañe el lugar o donde habita ese monstruo. Por ejemplo si es el hambre y la pobreza, podrá usar cartón de cajas descartadas, o maderas, o cualquier otro elemento un poco roto y gastado que represente el lugar.

De esta manera el personaje podrá colgarse y ser acompañado por esa pequeña escenografía donde se pegarán las palabras que lo representan. El monstruo deberá estar envuelto por sus conceptos, también pueden usarse fotografías o dibujos que lo representen.

 

Paso N°5

Al terminar la sala será una gran instalación de monstruos creados por los alumnos y que representan a la sociedad a la que pertenecen.

Será muy importante invitar también a directores, docentes y padres para que los alumnos puedan transmitir mejor lo que han deseado representar.

Resultará imprescindibles documentar visualmente con fotos o videos las actividades para después poder trabajar con los alumnos lo realizado, y también para que ellos puedan mostrar a sus familias sus representaciones.

Poder mirar el mundo al que pertenecemos, decodificarlo, representarlo y reflexionar sobre el es una buena manera de mejorarlo.

 

Florencia Barletta es Profesora de Arte en el Colegio Newlands de Adrogué y en el Instituto San Albano de Temperley, ambos en Provincia de Buenos Aires.