¿CÓMO EVALUAR EL APRENDIZAJE COLABORATIVO EN EL AULA?

El aprendizaje colaborativo aumenta la seguridad en sí mismo, incentiva el desarrollo de pensamiento crítico, fortalece el sentimiento de solidaridad y respeto mutuo.

Por Graciela Polonsky

En el siglo XVI, Jan Amos Komenský (Comenius) ya creía firmemente en el aprendizaje colaborativo. Dos siglos más tarde, Joseph Lancaster y Andrew Bell utilizaron los grupos de aprendizaje colaborativo que más tarde exportaron a Estados Unidos. Allí,Francis Parker se encargó de difundir esta estrategia y John Dewey introdujo el aprendizaje cooperativo como un elemento esencial de su modelo de instrucción democrática. Sin embargo, hacia fines de los años treinta, la escuela pública empezó a enfatizar el uso de la competencia interpersonal.

 

A mediados de los años sesenta los hermanos Roger y David Johnson empezaron a formar docentes en el uso del aprendizaje colaborativo en la Universidad de Minnesota.La fundamentación teórica del aprendizaje colaborativo se fundamenta en cuatro perspectivas teóricas, la de Lev Vygotsky, la de la ciencia cognitiva, la teoría social del aprendizaje y la de Jean Piaget. Como sostienenRichard Felder y Rebecca Brent{C}[1],Vygotsky y Piaget promovieron un tipo de enseñanza activa y comprometida, al plantear que las funciones psicológicas que caracterizan al ser humano, y por lotanto, el desarrollo del pensamiento, surgen o son más estimuladas en un contexto de interacción y cooperación social.

 

Según David Johnson y Roger Johnson{C}{C}[2], la más influyente teorización sobre el aprendizaje cooperativo se centró en la interdependencia social. Esta teoría postula que la forma en que se estructura determina la manera en que los individuos interactúan, lo cual, determina los resultados. La interdependencia positiva (cooperación) da como resultado la interacción promotora, en la que las personas estimulan y facilitan los esfuerzos del otro por aprender.

 

La interdependencia negativa (competencia) suele dar como resultado la interacción de oposición, en las que las personas desalientan y obstruyen los esfuerzos del otro. La interacción promotora lleva a un aumento en los esfuerzos por el logro, relaciones interpersonales positivas y salud psicológica.

 

La interacción de oposición y la no interacción llevan a una disminución de los esfuerzos para alcanzar el logro, relaciones interpersonales negativas y desajustes psicológicos.

 

Según Luz María Zañartu Correa{C}{C}[3]el aprendizaje colaborativo está centrado básicamente en el diálogo, la negociación, la palabra y el aprender por explicación. Comparte el punto de vista de Vygotszy sobre el hecho de que aprender es por naturaleza un fenómeno social, en el cual la adquisición del nuevo conocimiento es el resultado de la interacción de las personas que participan en un diálogo.

 

El aprender es un proceso dialéctico y dialógico en el que un individuo contrasta su punto de vista personal con el otro hasta llegar a un acuerdo. Este diálogo no está ajeno a la reflexión íntima y personal con uno mismo. El aprendizaje colaborativo aumenta la seguridad en sí mismo, incentiva el desarrollo de pensamiento crítico, fortalece el sentimiento de solidaridad y respeto mutuo, a la vez que disminuye los sentimientos de aislamiento. Hace una distinción entre aprendizaje cooperativo y aprendizaje colaborativo, a diferencia del resto de los autores que tienden ahomologar ambos términos.

 

El aprendizaje cooperativo requiere de una división de tareas entre los componentes del grupo mientras que el enfoque colaborativo es el que requiere de una preparación más avanzada para trabajar con grupos de alumnos.

 

El aprendizaje colaborativo cambia la responsabilidad del aprendizaje del profesor como experto, al estudiante, y asume que el profesor es también un aprendiz. Considera los dos enfoques como si fueran lineales, y sostiene que el aprendizaje colaborativo está diseñado para entrar justo cuando el cooperativo sale o termina.

 

Esta transición puede verse como un continuo que se desplaza desde un sistemamuy controlado y centrado en el profesor a un sistema centrado en el estudiante, donde el profesor y los estudiantes comparten la autoridad y el control del aprendizaje.

 

David Johnson, Roger Johnson y EdytheHolubec{C}{C}[4] establecen las condiciones que propician la colaboración en un grupo y asientas los pilares de este tipo de aprendizaje serían:

 

 

  • Interdependencia positiva, estableciendo objetivos grupales compartidos (por ejemplo, que todos aprendan un contenido concreto, que desarrollen un proyecto, etc.), y definiendo una identidad y reconocimiento grupal por parte de todos sus miembros, de modo que haya un grado de motivación e implicación en el que se reconozca el trabajo mutuo, se dividan estratégicamente los recursos y se asuman roles complementarios para el desempeño de cada actividad. El éxito de cada miembro está unido al del resto del grupo y viceversa.
  • Interacciones cara a cara, maximizando las oportunidades de interacción que permiten dinámicas interpersonales de ayuda, asistencia, apoyo, animación y refuerzo entre los miembros del grupo.
  • Responsabilidad individual, tratando de evitar el principal inconveniente del trabajo en grupo, la “elusión de responsabilidades”.
  • Desarrollo de habilidades sociales que posibiliten la colaboración, tales como ser capaces de establecer una comunicación fluida, resolver conflictos, negociar y compartir tareas de liderazgo, habilidades que no deberían darse por supuestas.
  • Autorreflexión del grupo destinando un tiempo para reflexionar conjuntamente sobre el proceso de trabajo, en función de los objetivos, las actividades llevadas a cabo y los resultados traducidos en aprendizajes adquiridos y niveles. En base a ello, los alumnos toman sus decisiones y trazan sus reajustes y plan de mejoras. Resulta asimismo conveniente una reflexión individual, desde el principio de responsabilidad delegada enunciado anteriormente.

 

 

ACTIVIDADES: CUESTIONARIOS Y ESCALAS

 

Se valora dar y solicitar información, definir objetivos y roles, resumir, motivar, comprobar la comprensión, etc. Las segundas se refieren a actividades tales como fomentar la participación, facilitar la comunicación, relajar la tensión, observar procesos, resolver problemas interpersonales y dar apoyo.

 

 

  • Inventario de roles en los grupos.
  • Escala de clima de equipo.
  • Cuestionario de conductas verbales.

 

 

Vale aclarar que el cuestionario de conductas verbaleses un instrumento basado sobre 6 ítems fundamentales:

 

 

  • Solicitar ayuda a los miembros del grupo.
  • Dar ayuda a los compañeros de grupo que la pidan.
  • Hacer preguntas cuando haya dudas.
  • Responder, cuando se nos pregunta algo.;
  • Brindar explicaciones a los demás.
  • Recibir explicaciones de los demás.

 

 

ACTIVIDADES: PORTAFOLIOS O CARPETAS DE APRENDIZAJE 

 

Se configura como el conjunto de documentos, anotaciones, análisis, reflexiones, gráficos etc., que elaborados por el alumno y supervisados por el docente, se ordenan de forma cronológica y evidencian la evolución, el progreso, y el grado de consecución de los objetivos planteados en cada entrega de portafolio, así como las estrategias de cada estudiante-grupo para la indagación, el pensamiento reflexivo, el análisis y, en consecuencia, el aprendizaje reflexivo y experiencial.

 

Esta herramienta supone un valioso indicador cualitativo del progreso del grupo y de cada uno de los alumnos. Desde el punto de vista de los alumnos, les facilita tomar conciencia de los procesos grupales (autorreflexión grupal) así como de los procesos individuales y, a la vez, les facilita la realización de dichos procesos, al explicitarlos. 

 

ACTIVIDADES: DIARIOS

 

Personales: este tipo de diarios recogen las experiencias personales de los sujetos en su interacción grupal y de los individuos en conjunto (percepciones, expectativas, consensos, normas compartidas, conductas, incidentes, etc.). Incluyen metas personales, objetivos, grado de cumplimiento de los mismos, adaptación de metas individuales a objetivos grupales, reflexiones sobre la actividad grupal, sobre el trabajo de curso, etc. 

De grupo o informes de actividad grupal: en ellos se incluyen acciones realizadas, tiempos empleados en cada una de ellas, responsables, evolución del trabajo, problemas, dificultades, opiniones diversas; ocurrencias o ideas sobre el funcionamiento del grupo o sobre el desarrollo del tema; una síntesis de los resultados por etapas, una breve valoración del proceso y del producto (memoria), etcétera.  

 

ACTIVIDADES: DEBATES

 

Preparar debates, presenciales o que tengan lugar en un foro de discusión virtual, que se puedan grabar, transcribir y estudiar, con técnicas de análisis discursivo, considerando cinco fases:

 

 

  1. Compartir/Comparar información;
  2. Exploración de disonancias o inconsistencias entre ideas o conceptos;
  3. Negociación de significados-construcción de conocimientos;
  4. Evaluación o modificación de síntesis: co-construcción;
  5. Nuevos acuerdos/aplicación de los nuevos significados construidos.

 

 

ACTIVIDAD DE INTEGRACIÓN

 

La evaluación del producto final puede valorarse a través de una memoria informe final, un trabajo de investigación, un proyecto final, la presentación de un caso estudiado, el diseño de un prototipo o producto, etc.


[1]Felder y Brent (2007): Cooperative Learning. American Chemical Society.

[2]Johnsony Johnson (1999): Aprenderjuntos y solos: aprendizaje cooperativo, competitivo e individualista. Aique Grupo Editor, Buenos Aires.

[3]Zañartu Correa(2003): "Aprendizajecolaborativo: una forma de diálogo interpersonal y en red", en Contexto Educativo.Disponible enhttps://bit.ly/2XWrJXB

[4]Johnson, Johnson y Holubec. (1999): El aprendizaje cooperativo en el aula.Editorial Paidós, Buenos Aires.