CUANDO SEGUIR JUGANDO ES SALUD

Una propuesta que ahonda en las funciones de la Educación Física y en cómo impulsar acciones que cuiden y potencien nuestro estado de salud.

Por Julieta Rubin

Muchas veces se suele hablar de Gimnasia o Deporte cuando en realidad se trata de Educación Física, cuyo alcance es mucho más amplio. La Educación Física (EF), como el término lo indica, en primer lugar es un área educativa. Hago esta diferenciación con respecto al deporte cuyo fin -si bien es formativo- es otro. El área curricular de la EF se funda en tres pilares: el conocimiento del propio cuerpo, el cuerpo y su relación con el medio físico (medio ambiente) y por último, el cuerpo y su relación con el medio social.  

La Educación Física atraviesa la vida escolar del niño y niña desde la primera infancia hasta la escuela secundaria, ejerciendo un rol fundamental tanto en el desarrollo de sus habilidades motoras y sociales, como en la promoción de hábitos saludables. 

En este artículo se pretende ahondar en las funciones de la Educación Física y cómo impulsar acciones que cuiden y potencien nuestro estado de salud. Por un lado, observar desde una perspectiva física como la actividad y el movimiento repercuten en nuestro bienestar, y luego desde una mirada social cómo el juego y la actividad física inciden en la vida de las personas.                

Salud y hábitos

En primer lugar, es preciso encontrar una definición de salud que se ajuste al modelo de Educación Física que se propone luego. El concepto de salud ha ido evolucionando conforme al paso del tiempo. En 1948, la OMS (Organización Mundial de la Salud) consideró que la salud era “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedades”. Si bien contempla que el concepto de salud está integrado por múltiples dimensiones, la idea de “completitud” entra en controversia cuando se empieza a considerar el impacto del medio ambiente como un factor relacionado.  

En efecto, el concepto de salud hoy se entiende a través de la idea de un equilibrio dinámico entre las dimensiones físicas, sociales y psicológicas y su interacción con el medio ambiente. Se describen a continuación dichos componentes: 

 

  • Componente físico: integrado por los distintos aparatos, sistemas, órganos, tejidos etc. que integran el organismo humano y cuyas alteraciones pueden provocar la enfermedad.
  • Componente psicológico: se identifica con la autovaloración y aceptación de las capacidades y limitaciones personales.  
  • Componente social: la relación con el entorno y los otros que integran el ambiente en el cual se desenvuelve. 

 

Se describe también como la capacidad de dar respuesta a los cambios del ambiente desarrollando el potencial personal. Es decir, puede estar ligada la capacidad de adaptación de un individuo.   

Cuando una de las dimensiones se ve vulnerada, por un factor extrínseco -problemas ambientales- o por uno intrínseco -la enfermedad-, se rompe ese estado de equilibrio y la salud se ve afectada. En este sentido, la salud no es un lugar estable si no una experiencia que se conoce a partir de un trabajo diario en ella. 

¿Cómo desarrollar ese potencial que beneficia a la salud? A través de la conformación de hábitos: acciones regulares que impulsen el bienestar y cuidan el equilibrio que se menciona anteriormente.  

Un hábito se considera cualquier actividad o tarea que representa en nuestra vida diaria una rutina o costumbre. Para que exista un hábito tiene que haber un componente automático de modo que no haya una toma de decisión cada vez que se lo realiza. Cuando se refiere a los hábitos saludables, son un conjunto de factores que al ser reproducidos en nuestra vida diaria repercuten sobre el bienestar integral afectando positivamente a la salud. Dichos hábitos -que pueden ser la actividad física regular, la alimentación balanceada, la higiene personal entre otros- conforman a su vez un estilo de vida que será desarrollado después de la actividad.  

ACTIVIDADES: SALUD Y HÁBITO 

 

  • Tras de la lectura del texto y la comprensión de los conceptos de salud y de hábito, se propone a los alumnos identificar aquellas acciones que en su vida diaria consideran hábitos.
  • Luego deberán clasificarlos según si afectan positivamente o no a la salud e identificar en qué dimensión lo hacen. 
  • Nos proponemos ahora reflexionar acerca de las estrategias que poseen los alumnos para adoptar más hábitos que beneficien su salud. 

 

 Como estilo de vida 

Un estilo de vida se conforma por un conjunto de decisiones que se toman tendientes a un fin. Cuando dicho fin tiene por objetivo el cuidado de la salud, debería estar necesariamente asociado al movimiento y a la actividad física. 

Entonces, ¿qué significa llevar una vida activa? A diferencia de la actividad física en particular, la vida activa se caracteriza por un conjunto de acciones que implican, a lo largo del día, un gasto energético extra y un aumento de la cantidad de estímulos de movimiento que se le brinda al cuerpo. Algunos ejemplos podrían ser: elegir ir caminando o en bicicleta en distancias que lo ameriten o bien, elegir subir por escaleras en lugar de tomar un ascensor.

Para que el estilo de vida saludable no sea una mera imposición es importante que resulte placentero y de esa manera, perdurable en el tiempo. Puede ser incluso placentero por la propia convicción de saber que esa simple acción nos beneficia. Si el estímulo no genera una satisfacción asociada es probable que la motivación luego se debilite y posteriormente el comportamiento no se automatice.              

El conjunto de decisiones que conforman un estilo de vida activo debe ser coherente. De nada sirve -o mejor dicho incide en menor medida- si se incorporan ciertos hábitos saludables y luego hay un exceso de otros perjudiciales. 


ACTIVIDADES: VIDA ACTIVA

 

  • Para agudizar la comprensión en el concepto de “vida activa” se propone a los alumnos describir un día tipo en la vida de un integrante de la familia. ¿Cómo va a trabajar?¿Realiza actividad física?¿Qué medios de transporte elige?.
  • Luego, cada uno le dará su hoja a un compañero y este último intentará aportar diferentes cambios significativos que impulsen una mayor actividad en la vida diaria.
  • Al finalizar el registro se continuará reflexionando a partir de los siguientes videos sobre diferentes iniciativas puestas en marcha en otros países para impulsar la vida activa de sus ciudadanos. 

 

 

  1. En Perú, transforman una escalera en un piano electrónico para alentar a su uso https://www.youtube.com/watch?v=dBcnf0RKBH
  2. En México proponen hacer sentadillas en el Metro a cambio de un pasaje: https://www.youtube.com/watch?v=xG1n4f5oIY4 
  3. En Francia, una publicidad propone bicicletas conectadas con un circuito de luces que se activan al pedalear: https://www.youtube.com/watch?v=o2f7UoxpdpI  

 

Actividad física para cada quien 

Se considera actividad física a toda aquella que implique un gasto energético para el cuerpo. Para que la actividad física surta un efecto positivo en la salud se debe realizar de manera sistemática -es decir a través de un método- y en forma regular. La frecuencia con la que se realizará dicha actividad dependerá de la carga, la intensidad y las características de la persona.  

Los beneficios que trae aparejados esta actividad tienen que ver con un lado con el aspecto físico u orgánico:  

 

  • Ayuda a controlar la presión arterial dentro de valores normales
  • Disminuye las concentraciones plasmáticas de colesterol total y LDL (colesterol “malo”), y aumenta la de HDL (colesterol “bueno”). 
  • Favorece el sistema circulatorio, distribuyendo la sangre en nuestro organismo con mayor eficiencia. 
  • Mejora la actividad cardíaca y también incide positivamente en la respiratoria. 
  • Contribuye para mantener el peso dentro de parámetros saludables.
  • Repercute positivamente en el índice de masa muscular, disminuyendo los niveles de grasa. 

 

              
Sin embargo, cuando se desarrolla una actividad física también existen ventajas a nivel emocional y social que resultan importantes: participar de una actividad de manera grupal favorece las relaciones y mejora la sociabilidad. Además, fomenta el sentido de pertenencia -que hace que uno permanezca en la actividad- y promueve valores. 
 

Cabe destacar que cada quien puede interesarse por una actividad física distinta, y es preferente elegir una fundada en los propios intereses de manera que pueda asegurar su perdurabilidad en el tiempo. Es mayor el beneficio de sostener una actividad física que optar por una con la cual no se sientan identificados y hacerlo en forma aislada.    

Otra forma de incorporar actividad física, además de las sesiones de ejercicio previamente planificadas, es hacerlo de manera recreativa en momentos de esparcimiento. Por ejemplo: ir a andar en bicicleta, realizar una caminata, un encuentro amistoso de fútbol. Si bien estas actividades no se realizan siempre con una misma frecuencia, no requieren de un método y no necesariamente aumentan su carga gradualmente colaboran con el estado activo de nuestro organismo y por supuesto, beneficia a la salud.  

En conclusión, nuestro cerebro se beneficia cuando el cuerpo se pone en movimiento. Y en este sentido, ayuda a mantener un buen estado de salud mental impulsando a tomar decisiones que cuiden este equilibrio dinámico. 

Educación Física y su rol en la Escuela 

La Educación Física en la escuela funciona como agente promotor de hábitos saludables. Como se expone en la introducción, el diseño curricular tiene en cuenta tres ejes en el entramado de la materia: conocimiento del propio cuerpo, su relación con el medio ambiente y su relación con el medio social.  

En relación a la salud, el primer eje pretende desarrollar el conocimiento del propio cuerpo, sus capacidades y su cuidado. El segundo eje se ocupa de la relación entre el cuerpo humano y el medio ambiente, cómo incide este último tanto positiva como negativamente en la salud. Y por último, el tercer eje pretende se relaciona con el desarrollo de habilidades competentes. 

Con el correr de los años en la vida escolar, los alumnos y alumnas suelen perder motivación para participar en las clases de Educación Física. Esto puede tener que ver con que las clases adoptan una modalidad de trabajo más afín al rendimiento físico que al aspecto lúdico. Sin embargo, este último no debiera ser desatendido si se pretende empatizar con los intereses que presentan los niños y niñas.  

El juego resulta una herramienta determinante en cuanto a estos tres pilares: en relación al aspecto físico para desarrollar el acervo motor e impulsar el conocimiento del propio cuerpo. Luego, en lo psicológico, para desarrollar la identidad del sujeto en interacción con otros. Y finalmente, en función del aspecto social, durante el juego se establecen acuerdos, negociaciones, toma de decisiones, entre otras cuestiones.  

Independientemente de que se trate el juego, el componente lúdico genera una motivación y un disfrute. Permite que las personas se involucren de otra manera en la actividad y esto puede estar presente en otras instancias de la vida. Por eso, la Educación Física debe atender a este objetivo del juego: el disfrute, el jugar por jugar. Si rebobinamos en el texto sobre la forma de adquirir hábitos saludables menciona el automatismo que sólo se adquiere a través de una cierta satisfacción en la tarea. De eso se trata, de movernos porque nos gusta. 

A modo de conclusión, la Educación Física escolar resulta por excelencia el área encargada de enseñar a jugar poniendo el cuerpo en movimiento, algo que debiera acompañarnos durante toda la vida. Es por esto, que el abanico de posibilidades para poner esto en marcha debiera ser amplio, para que cada uno se identifique con aquella forma que le interese y le genere placer antes que sacrificio.  

ACTIVIDADES: INTERCAMBIO              

 

  • Luego del recorrido marcado por el texto, se expondrán ante los alumnos las historietas presentadas en el mismo para generar un momento de intercambio, reflexión y debate sobre los temas revisados. 

 

Bibliografía 

REVEL CHION, A. (2015): Educación para la Salud - Enfoques integrados entre salud humana y ambiente. Propuestas para el aula.Paidós, Buenos Aires. 

Webgrafía 

Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/topics/disabilities/es/

DaryaRose·TEDxSalem "Cómo estar saludable sin hacer dieta"https://www.ted.com/talks/darya_rose_how_to_get_healthy_without_dieting/transcript?language=es