EL PATRIMONIO ARTÍSTICO DESDE LOS RECORRIDOS VIRTUALES

Una breve selección de instituciones de nuestro país y de otras partes del mundo, reconocidas por la relevancia del patrimonio artístico que preservan.

Por Laura Biazzi
En ediciones anteriores nos acercamos a la importancia de la educación emocional, y en los próximos indagaremos la potencialidad del arte para desarrollar nuestro aspecto emocional. Por eso en este número, compartimos un recorrido por las colecciones virtuales de Museos de todo el mundo.  

El periodo de receso invernal es un momento del año para reponer energías y también repensar y ajustar nuestras propuestas de enseñanza. Y en estos dos últimos años, en los que los distanciamientos y los aislamientos impuestos debido a la transmisión del COVID -19 nos convocaron a pensar nuevas formas de enseñar, empezamos a recurrir a los centros culturales por excelencia, “los museos”, utilizando las obras de arte como medio para acercarnos a la educación emocional de nuestros alumnos. 

A continuación, ofrecemos una breve selección de instituciones de nuestro país y de otras partes del mundo, reconocidas por la relevancia del patrimonio artístico que preservan. 

Museo Nacional de Bellas Artes (Buenos Aires)
Inaugurado en diciembre de 1896 en el edificio de las tiendas Bon Marché de la calle Florida, hoy Galerías Pacífico. Desde su origen, se planteó como un espacio destinado a albergar arte internacional de todos los períodos históricos, y a promover y consolidar un arte argentino por entonces incipiente.

Museo de Arte Moderno (Ciudad de México)
Abrió sus puertas en 1964. Desde entonces ha sido el lugar donde podemos ver la vanguardia del arte de México. El tour virtual es extremadamente completo, incluyendo una visita por sus jardines escultóricos y las salas, donde podemos encontrar pinturas como las Dos Fridas, de Frida Kahlo o algunas de las pinturas y esculturas de Leonora Carrington y Remedios Varo, dos de las más grandes representantes del surrealismo mexicano.
Tipo de tour: 360º. Visible en: iPad/iPhone, Chrome, Safari, Firefox, Opera. Requisitos tecnológicos: Ninguno.

Museo del Prado (Madrid) 
Desde que fue inaugurado en 1819 y a lo largo de su historia centenaria, ha cumplido con la alta misión de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de España, constituyen una de las más elevadas manifestaciones de expresión artística de reconocido valor universal.

Museo de Arte Contemporáneo (Barcelona) 
Abrió sus puertas el 28 de noviembre de 1995. Desde entonces se ha consolidado internacionalmente como un modelo en el arte contemporáneo. Por una parte, su colección ha experimentado un crecimiento considerable, que en la actualidad permite trazar un recorrido por algunos de los referentes artísticos de nuestro tiempo; y por otra, ha desarrollado unas líneas de trabajo, basadas en la asunción de riesgos y la voluntad de ejercer como laboratorio, que lo han posicionado como un centro clave en el ámbito de la investigación y en la generación de nuevas dinámicas para el análisis y la reflexión sobre la actividad artística.

Museo del Louvre (París)
Con obras dedicadas al impresionismo, a las bellas artes, a la arqueología y a las artes decorativas, sin duda, su obra estrella es la Mona Lisa o Gioconda, de Leonardo da Vinci. Su sonrisa ha cautivado durante siglos a visitantes de los cinco continentes y verla en el museo sin personas que obstaculicen la visión es casi tarea imposible. Para disfrutar de las obras sin estorbos, su sitio web ofrece tres tours virtuales -Antigüedades egipcias, Restos del foso del Louvre y Galería de Apolo- a través de los cuales se puede pasear por sus pasillos y disfrutar desde casa y en soledad.

Metropolitan Museum of Art (New York) 
"5.000 años de arte online. ¿Cómo quieres experimentarlo hoy?". Así da la bienvenida el MET en su página web a los usuarios que se disponen a recorrer uno de los museos más importantes del mundo desde la distancia. Un proyecto en 360º invita a conocer el arte y la arquitectura a través de seis cortos videos que recopilan algunos de los íconos del MET, mientras una línea cronológica y un mapa permiten adentrarse en obras de todas las épocas y de todo el mundo con máximo detalle. En un clic, uno puede pasar de piezas del 8000 a.C. de Anatolia y el Cáucaso, a obras de Paul Klee. Además, hay un espacio dedicado al aprendizaje a modo de clases virtuales en 10 lenguas y otro para seguir los pasos de los expertos en conservación y restauración. Un lujo que incluso sobrepasa la experiencia de visitar el museo físicamente.

Museo de Arte Moderno MoMA (New York)
El MoMa cuenta con una de las mejores colecciones de arte moderno y contemporáneo (entre finales del siglo XIX y XX) del mundo. Obras tan significativas como La noche estrellada de Van Gogh, Las señoritas de Avignon de Picasso, La persistencia de la memoria de Salvador Dalí o las Latas de Sopas Campbell de Warhol, así como Uno, número 31 de Pollock, son solo ejemplos de la calidad de su colección.
Para los más pequeños de la casa -entre 5 y 8 años- este museo ofrece una visita virtual llamada “Destination” a través de la cual se puede pasear por sus pasillos y aprender curiosidades de algunas de las obras que cuelgan de sus paredes. Y si eres mayor, no pasa nada, siempre aprenderemos algo nuevo.

Museos vaticanos 
Propiedad de la Iglesia Católica y situados en Ciudad de Vaticano, los Museos Vaticanos están formados por museos, jardines y villas pontificias. Y entre todo, la Capilla Sixtina del Palacio Apostólico, cuyo techo fue decorado por Miguel Ángel y deja boquiabierto al espectador que la visita. Pero ésta no es la única gran obra de arte de estos museos. Esculturas como el Hércules del Teatro de Pompeya, Laocoonte y sus hijos, de la que fue la Domus Aurea de Nerón o el Augusto de Prima Porta también se encuentran en la colección.
Para disfrutarla sin salir de casa, la web de los Museos Vaticanos ofrece a través de “Colecciones”, información de cada pieza en la que se detalla el autor, el año de creación y de encuentro, su ubicación original y una descripción de la obra.

Conocer nos permite, valorar, seleccionar y transmitir a los niños materiales valiosos, que de otra manera podrían ser inaccesibles. Consideramos que la variedad y las posibilidades que nos brindan hoy las tecnologías de la comunicación exceden por mucho este pequeño recorte presentado en el artículo.